viernes, 22 de noviembre de 2013

AMIGOS PARA SIEMPRE





El arte de la fotografía es infinito pero si encima tienes la suerte de que te lo ponen en bandeja y en tu propia casa la cosa cambia. La historia comienza cuando Jessica Shyba y su familia tomaron las decisión de adoptar un cachorro de un refugio llamado Theo.  Desde el primer momento vieron que el bebe y la nueva mascota se llevaban bien, unos días mas tarde, los dos empezaron a compartir sus siestas en divertidas posturas que Jessica no tardo en fotografiar.  Ahora, Shyba tiene una fuente casi inagotable de increíbles fotografías y más de 90.000 fans en Instagram , no es para menos!








































Feliz fin de semana y.....Reír


7 comentarios:

  1. Jijijijiji que graciosas madre mia!

    Besos y buen finde!

    ResponderEliminar
  2. Tengo que decir que este tipo de fotografías forman parte de mis favoritas. Son súper emotivas y preciosas! :)
    xoxo

    BlueDressedDoll

    ResponderEliminar
  3. Que tiernas son, un bonito recuerdo para el niño cuando crezca desde luego.

    Besos:)

    ResponderEliminar
  4. Q chulada!! La ropa del nińo es total! Me encanta!!

    ResponderEliminar
  5. Son geniales todas, que fuerte el cachorro eh?

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. ohhhhh me encantan, que ternura!!!! da gusto ver como las mascotas tienen ese vínculo con los niños!!!! unas fotos estupendas :D
    besos desde
    http://elrincondemodadesila.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. había visto la primera foto por allí antes, pero no las siguientes de esta serie. Precioso!!

    ResponderEliminar